DEBERES DE LOS ALUMNOS/AS RESIDENTES EN LA RESIDENCIA ESCOLAR BELLAVISTA 2015/2016

1.Deber de Estudiar.

El estudio constituye un deber fundamental del alumnado. Este deber se concreta, entre otras, en las siguientes obligaciones:

a) La obligación de asistir regularmente a las actividades de estudio de la Residencia con puntualidad.

b) El respeto al ejercicio del derecho al estudio de sus compañeros y compañeras.

c) La obligación de realizar las actividades escolares para consolidar su aprendizaje que le hayan sido asignadas por el profesorado para su ejecución  fuera del horario lectivo.

d) Cumplir y respetar los horarios aprobados para el desarrollo de las actividades de los centros docentes asociados y de la Residencia Escolar.

e) Respetar el ejercicio del derecho al estudio de sus compañeros.

f) Seguir las orientaciones del profesorado respecto a su aprendizaje.

g) Traer los materiales y libros que le sean necesarios para la realización de las actividades.

h) Atender a la llamada de la sirena que marca el inicio de las actividades en la convivencia del centro.

i) Justificar debidamente las faltas de asistencia con un comunicado escrito o verbal de sus padres o tutores legales.

2. Deber de respetar la libertad de conciencia.

El alumnado debe respetar la libertad de conciencia y las convicciones religiosas y éticas, y la dignidad, integridad e intimidad de todos los miembros de la Comunidad Educativa, así como la igualdad entre hombres y mujeres.

3. Deber de respetar la diversidad

Constituye un deber del alumnado la no discriminación de ningún miembro de la Comunidad Educativa por razones de nacimiento, raza, sexo o cualquier otra circunstancia personal o social, dentro y fuera de la Residencia.

4. Deber de hacer un buen uso de las instalaciones de la Residencia Escolar.

    1. El alumnado debe cuidar y utilizar correctamente las instalaciones, los recursos materiales y los documentos de la Residencia, contribuyendo a su conservación y mantenimiento.
    2. No se permitirá en los locales de la Residencia: Comer pipas, caramelos, masticar chicle, arrojar papeles, escribir en las paredes, mesas y mobiliario, a fin de mantener la debida limpieza en el aula.
    3. Respetar zonas ajardinadas, vallas, paredes, porterías y redes o cualquier otro tipo de instalación.
    4. Cuidar de la limpieza del aula, pasillos y patios. Para ello procurará arrojar los papeles, plásticos y desperdicios en general, en las correspondientes papeleras.

5. Deber de respetar las normas de organización, convivencia y disciplina de la Residencia y contribuir al desarrollo del Proyecto Educativo de la misma y de sus actividades.

Todos los alumnos deberán presentarse en condiciones aceptables de aseo y limpieza personal.

6. Deber de respetar al profesorado y a los demás miembros de la Comunidad Educativa.

El alumnado debe mostrar al profesorado el máximo respeto y consideración, igual que al resto de los miembros de la Comunidad Educativa, así como respetar sus pertenencias, dentro y fuera de la Residencia.

7. Deber de participar en la vida de la Residencia.

a) El alumnado tiene el deber de participar y colaborar en la vida y funcionamiento de la Residencia en los términos establecidos en el presente R.O.F., y especialmente en el normal desarrollo de la convivencia y en la consecución de un adecuado clima de comportamiento en todas las actividades de la Residencia.

b) El alumnado tiene el deber de respetar y cumplir, en su caso, las decisiones de los órganos unipersonales y colegiados de la Residencia adoptadas en el ejercicio de sus respectivas competencias.

8. Deber de conocer la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía para Andalucía, con el fin de formarse en los valores y principios recogidos en ellos.

9. Se considerarán conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en esta Residencia:

    1. Los actos de indisciplina, injuria u ofensas graves contra los miembros de la Comunidad Educativa.
    2. La reiteración en un mismo curso escolar, de conductas contrarias a las normas expuestas en este Reglamento.
    3. La  agresión, física o moral, contra los miembros de la Comunidad Educativa.
    4. La sustracción de documentos.
    5. Los daños graves causados, por un indebido o negligencia, en los locales, material, documentos de la Residencia o en los bienes de otros miembros de la comunidad Educativa.
    6. Los actos injustificados que perturben gravemente el normal funcionamiento o desarrollo de las actividades de la Residencia.
    7. Las actuaciones perjudícales para la salud y la integridad personal de cualquiera de los miembros de la Comunidad Educativa de la Residencia, o la incitación a las mismas.